Blockchain: ¿Es lo mismo que Bitcoin? ¿Cómo funciona?

¿Es lo mismo blockchain que Bitcoin? El término Blockchain suena cada vez más en los medios de comunicación y acapara más y más titulares que cuentan sus bondades y características y parece que va, como muchas otras tecnologías, a revolucionar el mundo. En el mundo académico y en las las empresas se empieza a dar pasos firmes con esta tecnología.

Pero ¿es lo mismo blockchain que Bitcoin? ¿Para qué sirve blockchain? ¿Qué relación tienen?

Blockchain: ¿Es lo mismo que Bitcoin? ¿Cómo funciona?

Blockchain: ¿Es lo mismo que Bitcoin? ¿Cómo funciona?

¿Qué es blockchain? ¿Qué es Bitcoin y qué es bitcóin?

Si le preguntamos a alguien qué es blockchain o, en español, cadena de bloques, probablemente responderá que es “algo de bitcóin, pero no lo tengo muy claro y es que es cierto que son dos conceptos que se asocian, pero no son, ni mucho menos, lo mismo.

Por una parte, bitcóin es una moneda virtual digital o criptomoneda (a diferencia del euro o dólar, por ejemplo, que son dinero físico -aunque cada vez lo vemos menos en papel o moneda-) que también atrae desde hace unos años la atención de los medios por cómo se ha disparado su cotización en sus casi 10 años de vida. A modo de referencia, una compra de unos bitcoines (como se pueden comprar dólares) por valor 100 euros en 2011, ahora mismo se podrían volver a convertir a euros y serían más de dos millones de euros.

Al margen de la revalorización de esta moneda virtual, una característica diferenciadora del sistema donde se gestionan los bitcoines (que se llama Bitcoin, con B mayúscula) es que no hay ningún gobierno o empresa detrás: no hay infraestructuras informáticas de una organización donde poder consultar nuestro saldo como puede ser un banco o que controle si yo tengo o no un cierto dinero: todo esto se consigue mediante el uso de miles de ordenadores de personas particulares y empresas interconectados entre sí por Internet tipo P2P en ausencia de una autoridad de control y el sistema funciona como debe y se mantiene invulnerable a pesar del paso de los años.

Cotización de bitcóin en dólares

Cotización de bitcóin en dólares

¿Cómo se consigue que, sin que haya “nadie” (léase una autoridad de control) gestionando esta información, el sistema mantenga los saldos y no haya fraude en las operaciones de intercambio de bitcoines? Pues la solución pasa por tener, miles de ordenadores en el mundo que revisan y almacenan de manera colaborativa los datos para asegurarse que nadie comente ninguna actividad ilegítima. Es como si en lugar de tener un policía que vigile un vecindario para prevenir los robos, se organiza una patrulla vecinal con el número de miembros lo suficientemente grande. Todos vigilan a todos y, gracias a eso, el sistema funciona.

Los usuarios de Bitcoin, a diferencia de los de los bancos, son “anónimos”, es decir, se puede conocer cuál es el saldo de una cuenta, pero no el nombre físico de la persona que tiene la “clave” para enviar bitcoines desde ahí. Este “anonimato” ha propiciado una cierta “mala fama” a Bitcoin ya que se ha usado para el tráfico de drogas, armas, etc. pero es un efecto colateral de este uso de la tecnología, no de la tecnología en sí.

Tecnología de blockchain

Tecnología de blockchain

La red de Bitcoin permite conocer los saldos de los usuarios mediante un “libro contable” inmutable donde se anotan todos los intercambios de saldos (entradas y salidas de bitcoines en las cuentas). Ese “libro de registro” se guarda (por si acaso) distribuido (léase repartido) por miles de esos ordenadores que decíamos antes, lo que permite que en todo momento estén controlando a los saldos y puedan detectar las operaciones ilegítimas.

Ese “libro de registro” de estas operaciones es lo que se denomina, por la forma de organizar la información, blockchain o cadena de bloques y por eso se relaciona tanto con Bitcoin: es la tecnología que usa para registrar de forma permanente las transacciones y es que, una vez hecha una operación, ésta ya no se va a poder cambiar jamás.

¿Por qué se llama blockchain? Porque podemos verla como una base de datos que registra cronológicamente las transacciones y las agrupa en “bloques” que conforman una cadena.
Cada uno de estos bloques es validado por los miles de ordenadores del mundo que participan en Bitcoin para garantizar la legitimidad y validez de las operaciones y, al mismo tiempo, no solo verifican, sino que también se quedan con una copia de la información, de forma que, si alguno(s) se apaga(n), los demás conservan los datos, que siguen estando disponibles, y puede seguir funcionando Bitcoin.

Cada nuevo bloque contiene un cierto número transacciones y éste se enlaza con el anterior, formando una cadena que, mediante una serie de algoritmos matemáticos y procedimientos, simplemente no se puede alterar una vez fijada. De esta manera, se logra el objetivo de la inmutabilidad de las transacciones para poder garantizar un funcionamiento fiable del sistema.

A modo de síntesis, el concepto de blockchain es simple: en lugar de tener una entidad “de prestigio” centralizada que vele por la disponibilidad, integridad y validez de la información y de las operaciones, repártela entre “muchas” entidades “normales” que colaboren entre ellas para lograr este mismo fin (y es posible que algunos de ellos no sean entidades “honestas”, pero no pasa nada). Parece magia, pero funciona y Bitcoin es la prueba de ello. Y atención que no es lo mismo blockchain que DLT.

El nombre de blockchain proviene de que es realmente una cadena de bloques de información, enlazados uno detrás del otro con orden, de tal manera que una vez añadido un bloque a la cadena, ya no es posible modificar la información que contiene ya que permanece inalterable, por lo que queda siempre constancia de los datos ahí guardados.

Es interesante también comentar que dos partes (individuos, empresas, etc.) pueden llegar a realizar una cierta operación entre ellos sin intermediarios, registrarla en un bloque, y todo el mundo puede ver que se ha realizado esa transacción, pero, a la vez, si así se desea, mantener un grado de anonimato bastante alto de quiénes son los que han intervenido según cómo sea el sistema de blockchain utilizado.

¿Qué diferencia hay entre una blockchain y una DLT?

Las transacciones generadas por los diferentes usuarios se añaden a la cadena de bloques por ciertos elementos llamados mineros que deben resolver complejos problemas matemáticos. Si lo consiguen solucionar antes que los demás, están en disposición de añadir la información a la blockchain (tras ser revisada por los demás y validada) y reciben una recompensa en forma de moneda de la plataforma (bitcoines en el caso de Bitcoin, por ejemplo).

Existen diferentes tipos de blockchain, pero otra característica adicional es que los datos se encuentran replicados en muchos nodos en un sistema que reparte la información entre todos, dándose por bueno el dato que esté presente en, al menos, el 51 % de los nodos.

Si alguien consiguiese alterar el 51 % de los nodos con bloques con información falsa, pasaría a ser “buena”, pero en cadenas de bloques son un número de bloques muy elevado esto tiene unos costes computacionales muy elevados.

Llegados a este punto, se podría pensar ¿y si altero el 51 % de los nodos de la blockchain de Bitcoin e indico que tengo 1.000.000 de bitcoines? Me haría rico… Pues sí, en teoría, pero como dato real en junio de 2020 este ataque del 51 % se estima que requeriría unos equipos hardware con la tecnología actual valorados en unos 18 mil millones de € más o menos y un consumo energético de 279,133,314 kWh al día (unos 12,5 millones de euros al día € de coste al día solo de electricidad).

Coste del ataque del 51 %

Coste del ataque del 51 %

Otra característica reseñable es que en blockchain todos los nodos que participan contienen los datos, por lo que si hay alguno que deja de estar disponible, los demás pueden seguir proporcionando la información cuando se pide su consulta, lo que redunda en un sistema robusto y con una disponibilidad muy muy alta.

Blockchain ha ido evolucionando como tecnología y añadiendo capacidades y funciones desde este primer caso de éxito con Bitcoin y hay ya diferentes opciones y plataformas como Ethereum o Corda o frameworks como Hyperledger fabric y se está comprobando que sirve para muchos más casos de uso e incluso que puede transformar radicalmente muchos sectores al permitir mantener información de confianza incluso sobre entornos inseguros como Internet.

Personalmente estudio, investigo y trabajo con blockchain desde el 2015 y mi opinión profesional es que tiene un futuro prometedor si bien en algunos aspectos está en una fase poco madura como toda tecnología reciente y por eso muchos proyectos están en fases muy iniciales.

Diferencia entre blockchain y DLT

Diferencia entre blockchain y DLT

En esta intervención que tuve en Radio Melide el 21 de enero de 2020 comento sin entrar en cuestiones técnicas qué es blockchain y para qué se puede utilizar:

Algunos ejemplos de uso de blockchain que ya empiezan a dar sus primeros pasos en Galicia pueden ser:

  • Blockchain para bancos y el mundo de las finanzas o financiero, usando o no Bitcoin, permitirá por ejemplo realizar transacciones entre entidades financieras que, al no usar intermediarios, incluso podría reducir tiempos, costes y minimizar fraudes. BNP Paribas ya realizó con éxito una prueba piloto para pagos en tiempo real usando blockchain.
  • Notarios e instituciones y servicios como el registro, patentes y legalización de documentos podrían verse apoyados por un libro global en el que en un sistema blockchain quede todo anotado y con costes mucho menores, muy seguros y disponibles para su consulta.
  • También se podría utilizar blockchain para registrar votos electrónicos mientras se preserva la privacidad de quién ha votado o a quién, pero impidiendo votos duplicados o manipulaciones
  • Registrar de forma confiable toda la información desde el mismo origen de un producto pasando por su fabricación hasta su utilización final (incluso más) permitirá su trazabilidad y generar confianza sobre el mismo y mejorar la eficiencia.
  • Blockchain, relacionado con el punto anterior, puede servir también para realizar el control y seguimiento del tráfico de mercancías internacional.
  • Mediante blockchain se pueden llegar a generar y validar certificados académicos que demuestren de forma fehaciente que una persona posee un cierto título, aunque la institución que lo expidió desaparezca.

Estos son de manera muy breve algunas aplicaciones. Existen muchas más en estudio y ejecución (en mi caso por ejemplo ahora estoy desarrollando un proyecto sobre blockchain en esta última línea).

Para terminar, me gustaría finalizar puntualizando mi opinión, ya que la estudio, investigo y trabajo con blockchain desde hace años y es que si bien es una tecnología conceptualmente sencilla (aunque tecnológicamente no sea así) y sin duda disruptiva, ya que permite hacer cosas hasta hace unos años impensables, no es la solución a todo y tampoco debe usarse siempre, al margen de que, por otra parte, aún debe madurar y resolver algunas de las cuestiones que ahora mismo tiene.

Existe mucho “hype”, como en otras tecnologías exponenciales, y muchas empresas parecen decididas a emplearla en algunos de sus procesos simplemente porque es “lo último” pero, como he podido comprobar profesionalmente, no es siempre la mejor opción.

He participado en proyectos en los que, simplemente por moda y sin el imprescindible análisis previo, se escogía blockchain en detrimento de otras soluciones con un mal desenlace. Lo más recomendable es siempre analizar requisitos, necesidades y tecnologías y decantarse, dejando de lado las modas, por la más conveniente desde un punto de vista práctico

No obstante, sí que creo que blockchain es una innovación muy importante (se ha llegado a comparar con la invención de la máquina de vapor) y que en el futuro muchos sistemas estarán basados en blockchain y harán de este mundo un sitio un poco mejor.

One Response to Blockchain: ¿Es lo mismo que Bitcoin? ¿Cómo funciona?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguir a ChristianDvE en Twitter
 TwitterFacebook YouTubePinterestInstagramFeed
Periscope
Recibe por correo electrónico los nuevos contenidos para no perderte ninguno

Dirección de mail:

Sígueme (si quieres) también en Feedly
Archivos
Creative Commons
Los contenidos de este blog se encuentran bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Hosting por Raiola.