¿Pagar WhatsApp? ¿Cambiar a Telegram o Line? Diferencias entre ellos [Actualizado 2016]

WhatsApp vs. Telegram vs. LineEl mundo de la mensajería instantánea a través de Internet está, sin lugar a dudas, de moda y la cantidad de noticias que están apareciendo en los últimos meses lo demuestra.

El primero fue WhatsApp (2009). Durante unos años apenas tuvo competencia, pero en el año 2013 se popularizó Line con una agresiva campaña publicitaria y de “boca a boca” y un poco después, en agosto,  nació Telegram, otro gran rival, si bien no se hizo famoso en España hasta febrero de 2014, cuando ya tenía versión en español. Tanto Line como Telegram enarbolan dos banderas para destacar: la de la seguridad y la de la gratuidad.

¿Valen la pena? ¿Son realmente más seguros y gratis?

Lo que está claro es que WhatsApp, es la aplicación más utilizada hoy en día para el envío de mensajes a través de Internet como sustitutos de los SMSs (incluso permite mandar grabaciones de voz). Han llegado a gestionar 64.000 millones de mensajes en un solo día (sí, 64.000 millones en 24 horas) y tienen 450 millones de usuarios activos al mes.

 

WhatsApp gratis

Ante todo una aclaración: WhatsApp siempre ha sido de pago (salvo unos meses al principio de 2009). Personalmente lo utilizo desde principios de 2010 y la versión de iPhone valía 0,79 € por aquella época. Para Blackberry era gratis los primeros 6 meses y en Android, el primer año y luego costaba 1,99 dólares al año. Sí, 1,99 dólares (1,61 €) y no 0,89 € como ahora.

Como prueba, en agosto de 2010 pagué ese dinero para la cuenta de un familiar con Blackberry (tras 6 meses de uso). Lo que ocurre es que hasta el año 2013 las fechas de caducidad de WhatsApp de Android y Blackberry normalmente se postergaban gratuitamente, pero WhatsApp nunca ha sido gratis de forma regular. Probablemente no exigían el pago para aumentar su base de usuarios (y les ha ido muy bien, por cierto). Hoy en día es una herramienta muy popular, tanto es así que muchos y muchas están incluso peligrosamente “enganchados”.

Actualizado en enero de 2016: WhatsApp confirma que es gratis a partir de ahora.

Pago 1,99 $ (1,61 €) el 15.11.2010 por un año de WhatsApp

Pago 1,99 $ (1,61 €) el 15.11.2010 por un año de WhatsApp

 

Line

Line

En el año 2011 apareció Line (aunque en España se empezó a hablar de él en 2013), un sistema de mensajería de origen japonés coreano (Gracias, @FaresKameli) muy parecido a WhatsApp con la opción de hacer llamadas y videollamadas, gratis, aunque con la opción de comprar stickers y juegos y afirmando que era más seguro. Tuvieron un cierto crecimiento pero no llegaron a destronar a WhatsApp. La aplicación está bien pero como tiene más funciones, es más pesada, consume más memoria y gasta más batería. Una gran ventaja es que se puede utilizar desde el ordenador y tabletas y no solo desde los smartphones como ocurre con WhatsApp.

Por esa época WhatsApp ya había empezado a cobrar, por lo que había muchos usuarios indignados por tener que desembolsar 0,89 € al año por el servicio. Las protestas se sucedían y, mientras, Line aparecía en anuncios de TV con actores famosos en horario de máxima audiencia y patrocinando programas de TV diciendo que siempre sería gratis. ¿Alguien se paró a pensar cómo pensaban recuperar esa inversión publicitaria? ¿Vendiendo juegos y stickers en un país en el que muchos de sus ciudadanos se niegan a pagar menos de un euro al año por un servicio que utiliza diariamente? Personalmente, nunca le vi futuro en España.

Telegram Messenger

Telegram Messenger

En febrero de 2014 Telegram Messenger comienza a ganar popularidad en España (aunque nace en verano de 2013). Se trata de un sistema muy parecido a WhatsApp -incluso permite ya mensajes de voz-, pero dando mucho peso a la seguridad y con la clara premisa de que siempre será gratis y afirmando (que eso siempre queda muy bien y llama la atención) que las aplicaciones de los clientes son software libre (no así los servidores, que son software cerrado). A diferencia de WhatsApp, permite tener grupos de hasta 200 personas (que solo permite de 50 pero tiene también listas de difusión –diferencias entre grupos y listas de difusión) y también tendrá versión para PC, Mac, tableta, etc.

Casualmente unos días después, Facebook compra WhatsApp por 19.000 millones de dólares pero asegura que no va a cambiar nada de la popular app de mensajería.

¿Vale la pena pagar por WhatsApp?

Creo que si se usa, sí (y más ahora que es gratis). Como usuarios deseamos que el sistema sea gratis, que funcione siempre sin fallos, que no vendan nuestros datos ni nos pongan publicidad. ¿De dónde se supone entonces que pueden sacar dinero los de WhatsApp para mantener sus sistemas, pagar a sus ingenieros y personal? Creo que 0,89 € al año es una cantidad justa por un servicio que ha demostrado su valía y nos ha hecho a todos ahorrar decenas de euros al año en SMS.

WhatsApp frente a Telegram frente a Line

WhatsApp frente a Telegram frente a Line

He llegado a leer en blogs comentarios de la forma “Si me hacen pagar 89 céntimos, EXIJO –con mayúsculas- que funcione siempre y no se caiga nunca”. Me parece exagerado y fuera de lugar. Pedimos mucho menos a la ADSL por la que pagamos 40 € al mes o al coche que a veces falla y nos ha costado miles de euros.

No voy a negar que de vez en cuando el sistema no responde como debería y que falla, pero también hay que recordar que sirve para intercambiar mensajes y no debería ser usado para tareas críticas.

Seguridad y privacidad

La seguridad de WhatsApp es mejorable. Sobre eso no hay duda. Hay maneras de interceptar los mensajes y, lo que es incluso peor, que otros los envíen haciéndose pasar por nosotros. WhatsApp nunca ha hecho un especial esfuerzo en tener un sistema muy seguro, aunque sí que es cierto que en estos años algo han mejorado. Por su operativa, tampoco es muy respetuoso con la privacidad (cualquiera que tenga nuestro número en su agenda puede ver si tenemos o no la aplicación) pero poco a poco van mejorando estas opciones 10 consejos prácticos para mejorar la privacidad de WhatsApp. Lo último fue permitir ocultar la última hora de conexión en Android.

Tanto Line como sobre todo Telegram son mucho más seguros. Este último utiliza un sistema avanzado de encriptación de la información y permite incluso intercambiar mensajes que, pasado un tiempo, se autodestruyen sin dejar rastro y que, en teoría, nadie puede interceptar o leer, aunque ningún sistema es 100 % seguro y confidencial (y menos aún de uso civil).

La pregunta es ¿no se ha exagerado la importancia de la seguridad? Por supuesto que cuanto más seguro, mejor, pero todo el mundo anima a instalar Telegram porque es muy robusto en este aspecto pero ¿tanta seguridad es realmente necesaria? En mi caso, los wasaps que intercambio no contienen datos personales relevantes ni números de cuenta, tarjetas de crédito o claves. Es curioso ver cómo muchas personas se preocupan de que estos mensajes sean secretos y, en cambio, no les importe que alguien pueda leer sus correos electrónicos (donde sí que sin duda puede haber información más confidencial) y es que hasta hace muy poco, Google, Microsoft, Yahoo y Apple reconocían que podían acceder a los mails de los usuarios con cuentas en sus servidores.

¿Gratis o de pago?

WhatApp

WhatApp

El tema del precio es importante sin duda. Si es gratis, mejor que si es de pago, pero también a veces como consumidores debemos pensar las consecuencias de nuestros actos. No pretendo defender a WhatsApp, pero sí que reconozco, como muchas veces he repetido, que desde que WhatsApp cobra, estoy más tranquilo porque sé de dónde sacan el dinero (y más ahora que dependen de Facebook). Line también tiene un modelo de negocio claro con la venta de juegos, stickers, etc. Telegram, sin embargo, carece de él. Disponen de unos recursos económicos iniciales y cuando se acaben, como bien indican en su web (en inglés), seguirá siendo gratis pero puede que pidan donativos para seguir funcionando. De nuevo se observa que las empresas necesitan dinero para seguir operativas.

Una reflexión como usuarios

Debemos tener muy presentes que cada vez que empezamos a usar un sistema de mensajería de este tipo como WhatsApp, Line, Telegram, WeChat, Viber, etc. enviamos toda nuestra agenda de contactos, incluyendo nombres, direcciones, mails, teléfono, fechas de cumpleaños, perfiles de redes sociales y, en definitiva, todo lo que tengamos asociado a nuestros contactos, a los servidores de una empresa. ¿Seguro que queremos hacerlo?

Como usuarios, debemos extremar las precauciones, independientemente del sistema usado cuando enviemos datos personales ya que nunca se sabe dónde pueden acabar y también cuestionar los mensajes recibidos, porque puede que no sean realmente de quien parece. ¿Qué sistema de mensajería utilizar? Pues cada uno deberá valorar pros y contras para elegir el que más conveniente le resulte. Además de los tres comentados en este artículo existen bastantes más alternativas aunque mucho menos populares.

Compartir en redes sociales

Pinterest

7 respuestas a ¿Pagar WhatsApp? ¿Cambiar a Telegram o Line? Diferencias entre ellos [Actualizado 2016]

  • Hola Christian! te dejo con mis reflexiones…

    WhatsApp:
    – Barato: ( €0,89 x año x usuario )
    – Confidencialidad: Información pasa en claro por sus servidores. Debes “confiar” en ellos. Por ley deben entregar información a la NSA y no decirlo. Es de facebook.
    – Seguridad: Cifrado inseguro roto RC4. Inseguro.
    – Usuarios: 450+ millones
    – Negocio: $0,99 * 450 millones = $450 millones de ingresos al año.

    Line:
    – Gratis / Freemium
    – Confidencialidad: desconocida. Debes “confiar” en ellos.
    – Seguridad: Cifrado. Pero antes enviaban mensajes en claro cuando se utilizaba 3G confiándo en el cifrado de 3G, permitiendo ataque MitM.
    – Usuarios: 400 millones
    – Negocio: $338 millones de ingresos al año. Los stickers y los juegos se venden bien especialmente en japón.

    Telegram:
    – Gratis
    – Confidencialidad: OK. Mensajes cifrados con seguridad basada en el cliente, como tiene que ser. Obviamente, tus contactos no son confidenciales.
    – Seguridad: OK. Ya se verá si hay fallos, pero aparentemente es todo correcto, seguro y transparente.
    – Usuarios: 35 millones
    – Negocio: El objetivo no parece ser hacer negocio. Quizás hagan una estrategia de servidores independientes, descentralizados de código abierto. Eso les permitiría hacer un modelo donativo-wikipedia.

    • Hola, Simón.

      Gracias por el resumen.

      En el caso de WhatsApp una puntualización: su negocio es algo menor. Los usuarios de iPhone anteriores a 2013 lo tenemos gratis para siempre y los demás, lo de los 0,89 € al año es un poco relativo. Muchas veces se prorrogan por más tiempo, así que finalmente será menos dinero. Ahora es de Facebook e imagino que no estarán tan obsesionados con poder seguir a flote con la plataforma. De hecho, sus creadores y las empresas de capital riesgo que les apoyaron ya se han llenado bastante (no digo que no sea merecidamente) los bolsillos.

      En el caso de Line, solo como apunte, es de origen Coreano como bien me acaba de indicar Fares Kameli.

      Telegram Messenger:

      Es de los más seguros, como bien indicas, pero esa incertidumbre sobre su futuro financiero, su origen incierto ruso (apoyado por VKontakte, el Facebook ruso) aunque su sede está en Berlín, creo, juega en su contra. Si desde el primer momento lo aclarasen y no lo dejasen en un “y cuando llegue ese momento (de quedarnos sin dinero) veremos…” ganarían puntos. Personalmente no creo que llegue a imponerse a WhatsApp nunca por muchas ventajas que tenga, pero tiempo al tiempo.

      Gracias por tu visita y el comentario :)

  • Hola gracias por el artículo, tan interesante como siempre. No soy usuario de ninguna de estas aplicaciones, pero me parece interesante la reflexión que has hecho en cuanto a si merece la pena o no pagar por un servicio de este tipo. Personalmente estoy de acuerdo contigo, creo que 0,89 euros AL AÑO es un precio ridículo por un servicio que la gente usa diariamente y que además está permitiendo ahorrar mucho al no necesitar usar SMS o llamadas para muchas de las comunicaciones. Lo que pasa es que como bien dijo una vez un amigo mío, “en España todo gratis, cueste lo que cueste”. Ésa es nuestra mentalidad, preferimos invertir el esfuerzo que haga falta por tener un juego o una aplicación gratis antes que pagar 1 euro por ella.

    Por lo demás, hay una cosa que no me termina de cuadrar, aunque seguro que no lo entiendo por no ser usuario de Whatsapp y no saber bien cuál es la funcionalidad de la misma. No entiendo las cuentas que hacen, si se envían 20.000 millones de mensajes en 24 horas, ¿no debería recibirse la misma cantidad en el mismo espacio de tiempo?, ¿por qué los enviados son 20.000 millones pero los recibidos son 44.000 millones?, ¿de dónde sale esa diferencia?, si no entiendo mal, un mensaje recibido es porque previamente ha tenido que ser enviado, ¿no?

    Saludos

    • Hola, Scherzo.

      Al ver el aviso de tu comentario, ya esperaba, en tu línea, alguna aportación interesante.

      Sobre la mentalidad del “todo gratis” creo que no es solo en España. Sí es cierto que se tiende a preferir lo gratis, pero de ahí un poco el sentido del artículo: ¿a costa de qué es gratis? Todo tiene un coste, por mucho que intenten vendernos lo contrario, y si la gente necesita dinero para comer, querrán cobrar por su trabajo (lo cual es lógico). Me parece una justa recompensa. Es posible que Telegram sea una ONG rusa que aspira a comunicarnos a todos gratis, pero como no creo en los milagros, prefierto (personalmente) la seguridad (porque es una empresa que debe ser rentable cobrando esa pequeña cantidad) insegura de WhatsApp (aún sabiendo que está ahora Facebook detrás, con lo que podríamos decir seguridad insegura y no privada) que Telegram.

      Con respecto al número de mensajes enviados y recibidos la verdad es que me planeé exactamente la misma cuestión pero al revés: ¿cómo puede ser tan parecido el número de enviados al de recibidos (uno apenas es el doble del otro)? En mi opinión deberían ser más asimétricos, ya que en WhatsApp existen los grupos y las listas de distribución (puedes ver las diferencias entre los grupos y las listas de difusión en WhatsApp aquí, de tal manera que un mensaje enviado, lleva a muchos destinatarios). Los grupos en WhatsApp y Telegram son de las opciones más usadas.

      Espero haber resuelto tu duda.

      Como siempre, gracias por tu comentario.

  • Muy buen post de nuevo Christian. Yo me he posicionado sobre Telegram. Para mí Line consume demasiados recursos, y sobretodo el que más estimamos, la batería. Whatsapp se ha ganado su público, pero no ha mejorado prácticamente nada desde que lo comenzamos a usar allá por 2010, mientras que la competencia ha ido cubriendo todas las “necesidades” que los clientes de estes servicios estábamos demandando (más rapidez, más seguridad, más versatilidad…) por lo que me niego rotundamente a pagar ni un euro (de hecho hasta el día de hoy no he pagado nada (al menos no en euros, en privacidad, etc seguramente ya la tienen más que amortizada), y de hecho estoy tratando de pasar la masa social que se comunica conmigo con estas apps a Telegram y Hangout por las innumerables ventajas que tienen para mí. Por otro lado entiendo que esta posición sólo la puedes mantener si usas otras apps y el resto de tus amigos/familiares/etc se dejan aconsejar, lo cual no es siempre tan fácil ;) Antes de Telegram ya usaba mucho Hangout por sus mejoras y sobretodo por la “omnipresencia” de esas comunicaciones (es casi imposible que no reciba el mensaje ya que esté en el móvil, en el ordenador, etc siempre lo tengo encendido y me llega el mensaje (incluso si está sin conexión se recibe cuando te conectas)) de manera que con Telegram tengo el “comodín” para el público crítico con Google y su manera de trabajar :P

    Para concluir esta reflexión sobre por qué no deberíamos usar Whatsapp, llega la noticia de hace unos meses de que el señor Zuckerberg compraba Whatsapp para “salvarla de su falta de ingresos”… y como yo ya no soy muy “pro-Facebook” que digamos (a pesar de usarlo muy a sus inicios y aconsejar a muchos a que se hicieran un perfil) esto ya para mí fue la gota que colmó el vaso.

    Antes de nada, decir que soy perfectamente consciente que el dueño de Telegram es el “Zuckerberg ruso” pero así por lo menos si tienen cualquier necesidad de saber algo sobre mí, que se peleen entre ellos para conseguir ver el cuadro entero, yo de momento les doy a cada uno unas pocas piezas del puzzle ;D

    P.D.: Perdón por el “tochaco” de palabras, espero que a alguien le parezca interesante y/o quiera debatir sobre el tema.

    • Hola, Ángel

      Nada de “tocho”. Interesantes reflexiones y aportaciones, sin duda. Evidentemente, en el artículo se quedaron fuera aplicaciones como Viber, WeChat, Tango, iMessage, Skype, Hangouts, BlackBerry Messenger (que ahora es multiplataforma), etc.

      No estoy totalmente de acuerdo contigo en lo de que WhatsApp no ha cubierto más necesidades desde el año 2010: creo que ha mejorado lo justo (idealmente sería que fuese mucho mejor en aspectos de seguridad). Si se le empiezan a añadir otras características como llamadas de voz, videollamadas, etc. pronto será como Line. Creo que es un sistema de mensajería que funciona (le incorporaron grupos y más recientemente listas de difusión) y no debería ser mucho más pesado. Se afirma que en la segunda mitad del 2014 tendrá llamadas de voz por IP y temo que empeore la experiencia.

      Lo que no me gusta (personalmente) mucho de Hangouts es que no hay manera de saber si la persona hace mucho que se conecta al servicio (al menos, no lo vi cuando lo probé en su día). No lo abro nunca y solo cuando me dicen que me han enviado algo, me conecto y veo muchos mensajes. No hay nada peor (como hace WhatsApp, pero al menos ahí te deja poner un estado) que que los usuarios crean que usas algo que no utilizas.

      Lo mejor es siempre lo que dices tú: elegir la plataforma que más te conviene por una serie de razonamientos propios y obrar en consecuencia.

      Saludos.

Deja un comentario

Seguir a ChristianDvE en Twitter
 TwitterFacebookYouTubePinterestInstagramFeed
Periscope
Recibe por correo electrónico los nuevos contenidos para no perderte ninguno

Dirección de mail:

Sígueme (si quieres) también en Feedly
Archivos
Creative Commons
Los contenidos de este blog se encuentran bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.