¡Qué brío el robot! (mi robot aspirador iRoomba en acción)

iRoombaA pesar de los continuos e impresionantes avances técnicos en informática, comunicaciones, Internet, etc. lo cierto es que la forma de llevar a cabo las tareas domésticas poco ha cambiado en los últimos años. Es innegable que han mejorado las herramientas (electrodomésticos, materiales que se manchan menos y limpian mejor, telas de planchado fácil, etc.) pero al fin y al cabo muchos cometidos deben seguir realizándose de forma manual casi como antaño.

En muchas películas, sobre todo en las más antiguas, cuando se perfilaba cómo serían los hogares del futuro era casi constante la presencia de uno o varios robots (como en “Los Supersónicos”-Jetsons, donde una familia vive con su ayuda de hogar robótico Rosie). La realidad a día de hoy es bastante distinta aunque comienzan a aparecer tímidamente ya pequeños asistentes domésticos.

Desde hace unos pocos años están a la venta robots-aspiradora. Es posible ver cómo funcionan en centros comerciales y resultan muy llamativos, tanto es así que hace casi dos años decidimos comprar un iRoomba de la marca iRobot (también hay de otros fabricantes como Samsung, Taurus, etc. pero en iRobot fueron pioneros en este campo, aplicando conocimientos de robótica de la NASA en robots para el hogar). A pesar de las recomendaciones de amigos con un modelo parecido y de ver en Internet que funcionan bien no estaba totalmente convencido de la compra hasta que lo probé personalmente.

Se trata de un robot plano y bajito, como una caja de ensaimada mallorquina con ruedas; tiene una base que se enchufa en la pared donde carga sus baterías y es muy sencillo de utilizar: Se deja en el centro de la habitación (que debe estar lo más despejada y libre de obstáculos posible para evitar colisiones) y se le da al botón de encender. Inmediatamente el robot (el nuestro lo bautizamos como “Número 5” como el de la película Cortocircuito) se pone a trabajar recorriendo concienzudamente cada rincón del suelo a limpiar con su cepillo y rodillos. Es muy recomendable encenderle la luz mientras aspira para que pueda identificar paredes, desniveles y escaleras y elementos en general en su entorno a través de sus detectores de obstáculos.

El rendimiento y cómo queda el suelo o la moqueta después de que haya hecho su trabajo en mi opinión es más que satisfactorio. Si a través del sensor que tiene detecta una mancha en el piso insistirá especialmente en ese punto.

Dependiendo de la superficie a limpiar tardará más o menos y una vez finalizado el proceso el robot por sí solo se irá a su base y se pondrá a cargar sin nuestra intervención, a prepararse para su siguiente servicio.

En los modelos más avanzados al mío es posible incluso programar la hora a la que queremos que se ponga en marcha, usar un mando a distancia o definir “paredes virtuales” para evitar que salga de una cierta zona.

Los pequeños inconvenientes son que no limpia algunos lugares como los rieles de ventanas, etc. Tampoco escaleras ni cortinas. Para estos cometidos es recomendable otra aspiradora convencional.

Existen también unos modelos que son friegasuelos, no aptos para las moquetas o alfombras, los Scooba que no he tenido oportunidad de probar por el momento.

Personalmente estoy muy contento con la compra y es que aunque el precio es superior al de una aspiradora normal-media el hecho de no tener que agacharse para aspirar debajo de las camas o lugares bajos (porque el robot se mete sin problemas por sitios así) por ejemplo y de que limpien sin intervención es una ventaja, una gran ayuda para la limpieza del hogar.

En el siguiente vídeo casero pueden ver a mi “Número 5” en acción http://bit.ly/robotAproin  

Compartir en redes sociales

Pinterest

6 respuestas a ¡Qué brío el robot! (mi robot aspirador iRoomba en acción)

  • Muchas gracias por sus comentarios, me han servido para poder decidirme a comprarla.
    Gracias
    Bego

  • Puedo confirmar todo lo dicho por Christian, ya que tengo este robot aspirador desde hace un mes y estoy contentísima, no os podeis imaginar el trabajo que me ha quitado….!!!! La dejo sola en casa y cuando vuelvo no puedo evitar sonreir porque me encuentro los suelos hasta brillantes y las alfombras dan ganas de tirarse encima… Es lo mejor que han inventado para poder evitar los dolores de espalda que me producía pasar la aspiradora… y verla trabajar es impresionante!!!

  • Tengo muchas ganas de comprarme un robot aspirador. La verdad es que con un perro en casa lo veo bastante útil. A lo mejor aprovecho y me lo regalos estas navidades.
    Carla

  • Lo mismo digo me la regalaron en navidad, y ahora tengo tiempo de otras cosas. Además de evitarme la molestía de cargar la aspiradora se me han quitado los dolores de espalda, y ya no veo las dichosas pelusas.

  • los nuevos roomba serie 800 son lo mejor del mercado ya se pueden llamar robots inteligentes, quieres ver otras comparaciones pasate por la web http://www.elrobot.es

Deja un comentario

Seguir a ChristianDvE en Twitter
 TwitterFacebookYouTubePinterestInstagramFeed
Periscope
Recibe por correo electrónico los nuevos contenidos para no perderte ninguno

Dirección de mail:

Sígueme (si quieres) también en Feedly
Archivos
Creative Commons
Los contenidos de este blog se encuentran bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.