¿Realidad o ficción?

Realidad AumentadaÚltimamente se está empezando a oír en los diferentes medios el término de realidad aumentada. Como en muchos casos, no es algo nuevo, existe desde hace años y se emplea en sectores especializados como la aeronáutica por ejemplo, pero poco a poco comienza a llegar al gran público gracias a los continuos avances tecnológicos.

¿En qué consiste? Para empezar a ubicarlo diremos que está entre la realidad física (la que nos rodea) y la realidad virtual (un ejemplo de esta última sería recorrer una vivienda por ordenador antes de ser construida). A caballo entre las dos tenemos la realidad aumentada, en la que se combinan elementos generados por ordenador sobre imágenes reales captadas por una cámara en ese momento.

Para poder acceder a la realidad aumentada necesitaremos, por tanto (como mínimo): un ordenador o equivalente (también son válidos teléfonos avanzados como el iPhone), una cámara y una pantalla donde visualizarlo todo junto, además de por supuesto el programa que integrará las imágenes reales y las generadas por el ordenador, dotando al sistema de la funcionalidad deseada.

Los teléfonos avanzados más sofisticados como el iPhone cuentan con todo este equipamiento de serie, lo que unido a su relativa difusión mundial y popularidad los convierten en un blanco de los desarrolladores de aplicaciones de realidad aumentada como veremos a continuación con algunos ejemplos:

En las redes sociales, si el autor permite su geolocalización (es decir, que sepamos dónde está durante su conexión), con una aplicación de realidad aumentada, al situarnos en una calle de la ciudad y apuntar con la cámara en las diferentes direcciones, como el teléfono conoce nuestra ubicación y la de nuestros contactos conectados, si los hay, veríamos a qué distancia están y un icono los representaría sobre la imagen real de la calle.

La industria del videojuego no puede ni quiere quedarse al margen de la realidad aumentada. Existen ya diferentes ejemplos, uno de ellos es: Gunman (pistolero), una aplicación (de nuevo) para iPhone. En ella vemos en la pantalla del teléfono la imagen captada por la cámara con una mirilla sobreimpresionada. Identificamos a nuestro adversario real (otra persona con el mismo teléfono y aplicación) y cuando lo veamos en el centro del objetivo (usando el teléfono como si fuera un arma) disparamos. Si lo alcanzamos, el otro iPhone vibrará y nos anotará un punto. Para evitar que nos alcancen, podemos utilizar el mobiliario urbano, escondiéndolos físicamente del disparo rival.

Google tampoco quiere quedarse fuera de este campo. Está trabajando en Goggles, una aplicación que permite buscar información partiendo de una imagen y no de palabras como hasta ahora. Supongamos que estamos de viaje y vemos un restaurante. Si abrimos la aplicación y apuntamos a él la cámara, el sistema debería reconocer cuál es (sobreimpresionando su nombre) y llevarnos, si queremos, a su web, páginas con reseñas, etc. Lo mismo valdría por ejemplo para obtener información sobre un cuadro que vemos en un museo: localizaría toda la información que haya sobre él en Internet. Y sin teclear ni una palabra…

Otra aplicación interesante la está desarrollando Ikea (para PC e iPhone). Nunca sabemos exactamente cómo quedará un mueble en nuestra vivienda. Para ayudarnos han elaborado un programa que nos permite ver cómo quedaría una estantería en el salón. Tan sencillo como imprimir el código propio del mueble, colocarlo en el suelo y visualizarlo en nuestro salón al instante. No más dudas de si queda bien y si armoniza con el entorno.

Estos son solo algunos ejemplos, muchas otras empresas están trabajando en aplicaciones relacionadas con la realidad aumentada que prometen darle una nueva dimensión a nuestra vida ¿la dimensión digital?

Deja un comentario

Seguir a ChristianDvE en Twitter
 TwitterFacebook YouTubePinterestInstagramFeed
Periscope
Recibe por correo electrónico los nuevos contenidos para no perderte ninguno

Dirección de mail:

Sígueme (si quieres) también en Feedly
Archivos
Creative Commons
Los contenidos de este blog se encuentran bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.