¿Para todos los públicos?

SeguridadInternet se ha convertido por méritos propios en una herramienta de comunicación y difusión global de la información prácticamente insustituible, si bien no todos los contenidos son para todos los públicos.

Los especialistas en protección de menores recomiendan instalar sistemas de control paterno en los ordenadores (existen varios en el mercado que cumplen su cometido), de tal manera que los padres limiten con una clave las páginas a las que los niños pueden acceder (si es posible restringir la navegación a un conjunto limitado de webs). En caso de que no sea factible esta opción por cuestiones prácticas (para no tener que estar continuamente autorizando nuevos accesos), se pueden configurar estos programas para que bloqueen automáticamente webs inapropiadas en función de sus contenidos, aunque para ello se basan en la clasificación que realizan entidades independientes que no siempre han emitido un veredicto sobre todas las páginas.

Google, Bing y otros buscadores tienen integrados también filtros configurables de contenido (bastante básicos) para que los resultados de cualquier búsqueda estén más o menos “censurados”.

En cualquier caso, es muy recomendable que cuando los menores naveguen por Internet haya un adulto cerca para resolver dudas o situaciones que puedan surgir, ya que en ocasiones el riesgo no es tanto lo que se pueden encontrar en las diferentes páginas webs sino lo que pueden decir o incluso publicar sobre sí mismos a otras personas.

Aunque ahora algo menos, el messenger sigue siendo una herramienta de chat muy popular. Los menores deben tener claro con quién hablan y qué decir a posibles desconocidos (no revelar nunca direcciones o datos personales igual que harían con un extraño en el mundo real).

Con las redes sociales pasa lo mismo: estamos viviendo un auténtico auge de este tipo de webs que afecta a todos los estamentos y a todas las edades. Tuenti y Facebook (las más populares entre los más jóvenes) han aumentado a 14 años la edad mínima para poder tener una cuenta como medida para proteger a los menores. También se están reforzando de manera constante las políticas de privacidad de datos para que los usuarios puedan controlar quién accede a lo que cada uno publica, pero ninguna de estas medidas resulta efectiva si después se deja la cuenta con un perfil abierto, mostrando a todo el mundo las fotos colgadas (en muchos casos sin el menor filtrado) y la información personal publicada.

Los más jóvenes (y los no tanto) tienen la costumbre además de “competir” para ver quién tiene más amigos en su cuenta de las redes sociales, lo que les lleva a aceptar indiscriminadamente a aquellos que solicitan su amistad virtual y de esta manera se introducen en su “círculo social”, con acceso a sus fotos, mensajes, lugares que frecuentan, costumbres, amistades, etc., lo que puede representar un peligro ya que podría ser alguien con oscuras intenciones.

La integración de las redes sociales con los móviles permite que un usuario pueda, incluso, ser “rastreado” a través de Internet por sus amigos (previa autorización) a lo largo de la ciudad, sabiendo en todo momento dónde está mediante su ubicación en un mapa. Bien usado es una herramienta de enorme valor para localizar a amigos en el mundo físico, pero también puede ser un arma de doble filo.

Todos estos avances deben ser utilizados de forma racional y explicados en la medida de lo posible (y de la forma menos traumática también, no vaya a ser que luego pasen la noche en blanco) a los menores para que estén alerta sin caer en la innecesaria preocupación y es que todas estas nuevas funcionalidades de comunicación son enormemente útiles y poderosas, pero como decían en Spiderman, un gran poder conlleva una gran responsabilidad y compete a padres y educadores que las nuevas generaciones así lo perciban.

2 Responses to ¿Para todos los públicos?

Deja un comentario

Seguir a ChristianDvE en Twitter
 TwitterFacebook YouTubePinterestInstagramFeed
Periscope
Recibe por correo electrónico los nuevos contenidos para no perderte ninguno

Dirección de mail:

Sígueme (si quieres) también en Feedly
Archivos
Creative Commons
Los contenidos de este blog se encuentran bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Hosting por Raiola.