Una maraña menos

Wireless¿Quién no se ha imaginado alguna vez lo bien que se estaría sin tener tantos (antiestéticos) cables por todas partes? Detrás de la televisión, con los euroconectores, enchufes de TDT, DVD, etc. lo que suele haber es una auténtica maraña de cables que misteriosamente siempre tienden a entrelazarse, llenarse de polvo y liarse más y más. Con el ordenador de sobremesa pasa más o menos lo mismo: para alimentación del PC y pantalla, impresora, etc. Una “madeja” que solemos esconder entre la mesa y el ordenador.

De un tiempo a esta parte hemos estado recibiendo buenas noticias a este respecto: por un lado tenemos ya acceso sin cables (Wifi o 3G) a Internet, con lo que ya podemos prescindir si así lo deseamos del cable de red; por otra parte la Unión Europea ha dictaminado que los fabricantes de móviles tienen que emplear a corto plazo un cargador único y universal (lo que evitará tener que emplear varios y siempre son menos aparatos encima de la mesa). También comienzan a circular noticias reales de aparatos que se cargan/alimentan de forma inalámbrica. Sí, sí, ha leído bien. ¡¡Sin cables!!

La idea no es en absoluto nueva: Nicola Tesla, uno de los grandes genios de la electricidad, tuvo entre sus sueños (aunque se dice que no dormía más de 3 horas al día) poder distribuir energía eléctrica de manera gratuita a toda la población sin usar cables empleando ondas electromagnéticas. Llegó a conseguirlo a pequeña escala durante sus experimentos a principios del siglo XX, pero no pudo continuarlos por falta de financiación ya que las empresas distribuidoras de electricidad de la época no estaban interesadas en regalar su producto estrella.

Se dice que muchas de sus ideas y experimentos, totalmente revolucionarios e innovadores, no han podido ser totalmente reproducidos a día de hoy (a pesar de datar de hace casi 100 años) porque Tesla no era muy partidario de detallar sus pruebas sino de retenerlo todo en la cabeza. También contribuye que toda su documentación fue incautada por el gobierno de EE.UU. tras su muerte y todavía sigue siendo material clasificado.

Los cargadores sin cables que comienzan a asomar la cabeza al mercado permiten recargar la batería de un portátil o de un móvil sin más que poner el equipo sobre la base por inducción electromagnética. También hay proyectos de televisores sin necesidad de cable (transmisión inalámbrica de energía), lo que facilitaría su ubicación casi en cualquier parte del salón sin el inconveniente del incómodo cable. Ahora mismo se ha conseguido en experimentos transmitir 60W a 50 cm. con una eficiencia del 80%.

Una vez que estos sistemas de transmisión de energía sin cables estén popularizados, cada uno deberá enviar, junto con la señal conteniendo la energía, un código para que el dispositivo sepa si es la corriente que le corresponde o no. Así no habrá problema por dejar el móvil sobre el cargador del portátil o cerca de la TV sin cables, por ejemplo.

Si en el futuro las compañías de móviles fuesen capaces de alimentar a través de la antena los propios terminales, ya no se podría decir que “me quedé sin batería”. Cargar a distancia los portátiles permitiría tener una oficina realmente móvil, ya que tanto ordenador como teléfono podrían estar permanentemente conectados sin temor a que se agote la energía aún en el más largo de los viajes. De máximo interés sería poder cargar sin cables y en marcha los cada vez más presentes coches eléctricos…

El panorama se presenta francamente interesante. Eso sí, espero que antes de lanzar estos sistemas analicen detenidamente si pueden suponer algún riesgo porque si ya se sospecha que las antenas de telefonía no son demasiado buenas para la salud, tener todos los aparatos de casa con alimentación inalámbrica no creo que sea lo mejor. Si ese fuese el caso… ¿a que los cables no están tan mal? La salud ante todo.

Deja un comentario

Seguir a ChristianDvE en Twitter
 TwitterFacebook YouTubePinterestInstagramFeed
Periscope
Recibe por correo electrónico los nuevos contenidos para no perderte ninguno

Dirección de mail:

Sígueme (si quieres) también en Feedly
Archivos
Creative Commons
Los contenidos de este blog se encuentran bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.