DVD, lo último en antigüedades

DVDEs muy probable que muchos de ustedes se hayan comprado las pasadas Navidades un lector de DVD para el salón, un grabador DVD de sobremesa, un DVD-Portátil o una grabadora de DVD para el ordenador. Todavía están disfrutando de su nuevo “juguete”, pagando los plazos, apreciando la inherente diferencia de calidad sobre el ya antediluviano VHS, disfrutando de los extras de las películas, de no tener que rebobinarlas, de los diferentes idiomas que (a veces) están disponibles… Y si hablamos de DVDs para uso informático, pensamos en soportes de almacenamiento en los que caben más de 6 CDs en cada uno que nos parecen casi imposibles de llenar (aunque créanme, se llenan). ¡Qué maravilla! Creemos que ya estamos “a la última” y de repente nos comunican la noticia: ese capricho que nos concedimos es la última incorporación a la siempre creciente lista de tecnologías en vías de desaparición, es decir, como los dinosaurios, el DVD ha empezado a extinguirse ¡por obsoleto!

Sí, no ha leído mal, parece que fue ayer cuando este nuevo disco óptico apareció en el mercado pero la industria no se detiene y el sucesor (sucesores en este caso) ya están aquí. Más malas noticias: los diferentes fabricantes, avariciosos ellos, no se han puesto de acuerdo a la hora de crear un formato estándar. ¿Resultado? Dos sucesores incompatibles entre sí. ¿Perjudicados? Nosotros, los compradores, como casi siempre.

La guerra comercial que se libró en los años 70-80 entre el Betamax y el VHS se repite, esta vez con otras siglas (pero contendientes parecidos):

En la esquina de la derecha, con una capacidad de hasta 50 GB (en cada disco cabrían casi 11 DVDs actuales o sobre unos 75 CDs de datos) y con un láser azul tenemos el Blu-Ray disc (disco de rayo azul), apoyado por fabricantes de la talla de Sony, Apple, Dell, JVC, Pioneer, Philips, etc. Muchas importantes productoras de Hollywood (MGM, Sony Pictures, Disney,…) promueven también este formato y ya han anunciado títulos existentes en esta nueva versión.

  • En la esquina de la izquierda, con una capacidad de hasta 30-45 GB (en cada disco cabrían unos 10 DVDs actuales o unos 70 CDs) y con un láser violeta tenemos el HD-DVD (DVD de alta definición que emplea un rayo violeta), apoyado por fabricantes de tanto peso como Toshiba (que ya ha presentado un portátil con HD-DVD), Microsoft, Intel, NEC, HP, etc. además de otras importantes productoras de Hollywood (Warner, Universal,…).

No hay un sistema que tenga unas ventajas decisivas con respecto al otro y por ello los diferentes fabricantes intentan atraer al público ofreciendo productos con el sistema que ellos defienden, es el caso de Sony que en su futura consola Playstation 3 (que verá la luz no antes de Diciembre de este año) incluirá de serie un lector de Blu-Ray. También Microsoft, con su consola de última generación XBox 360 ya presentada, ofrecerá, como accesorio, un lector de HD-DVD dentro de pocos meses. La guerra está servida y antes o después uno de los dos besará la lona. ¿Quién lo hará? No se sabe, el marketing y el mercado decidirán. Como único consuelo nos queda que ambos sistemas son compatibles con el DVD actual y que los discos mantienen el mismo tamaño físico, pero por lo demás habrá que jugárselo al 50% o comprar uno de cada (que es lo que en el fondo quieren los fabricantes).

Lo que me parece un “chollo” para las productoras de cine es que si ya me compré mi película favorita en VHS, luego en DVD, ¿también me la harán comprar en Blu-Ray y en HD-DVD? Eso sí que es rentabilidad, vender 4 veces lo mismo… Tengo curiosidad por saber qué incluirán como valor añadido ¿Pondrán un “Cómo se hizo” del “Cómo se hizo”?, ¿Más tomas falsas?, ¿Remasterizarán la versión digital ya remasterizada para que salga todavía más blanca y con más esplendor? A ver qué se les ocurre…

Actualización (2012): al final el Blu-Ray se impuso al HD-DVD pero no ha llegado a destronar a día de hoy al DVD.

Deja un comentario

Seguir a ChristianDvE en Twitter
 TwitterFacebook YouTubePinterestInstagramFeed
Periscope
Recibe por correo electrónico los nuevos contenidos para no perderte ninguno

Dirección de mail:

Sígueme (si quieres) también en Feedly
Archivos
Creative Commons
Los contenidos de este blog se encuentran bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.