Ojo al parche (continuación)

PirataTerminábamos diciendo en el anterior artículo que es más que probable que se pueda localizar una versión equivalente de los programas que empleamos incluso gratis o, al menos, más barata. Con ello no quiero decir que su coste para una empresa tenga que ser necesariamente menor, eso habría que analizarlo caso por caso y lo comentaremos en otra columna en el futuro.

La gran aceptación de los programas considerados como “estándar” hace que los creadores de virus concentren sus “esfuerzos” en aprovechar sus problemas de seguridad para infectar cuantos más ordenadores mejor.

En el centro de la diana están el sistema operativo Windows en sus diferentes versiones (98, 2000, XP,…)  y el navegador Internet Explorer, empleado por una inmensa mayoría para visualizar páginas de Internet. He leído informes y artículos para todos los gustos, pero mi opinión personal es que se encuentran tantos problemas de seguridad a los productos de Microsoft porque hay más gente buscándolos que en otros programas de los demás fabricantes. Dudo que la causa sea que los programadores de Microsoft sean más tontos o trabajen peor, simplemente pasa que por un lado los programas con cada vez más grandes y complejos, lo que unido a nuestra capacidad humana de errar y a que los ordenadores tampoco son perfectos –los hemos hecho nosotros- da lugar a “agujeros” que están ahí (habrá más o menos dependiendo de distintos factores, entre ellos, la arquitectura del programa). Cuanta más gente esté intentando localizarlos, más fácil será que aparezcan. Si usted fuese un creador de un virus, ¿lo diseñaría para que infectase a un Windows presente en el 90% de los ordenadores personales o a otro sistema operativo que se encuentra en 2 ó 3 de cada 100? Entonces, si lo va a hacer para Windows, ¿tiene sentido que se ponga a buscar fallos que poder aprovechar en otros programas? “No tengo más preguntas señoría”.

Con ello no pretendo en ningún caso excusar que los programas tengan incidencias de seguridad, hemos pagado por una aplicación y queremos que no cause más problemas de los que va a solucionar y es deber del fabricante que así sea.

Por eso es muy importante estar al día con las actualizaciones (“parches”) que los desarrolladores de software ponen a disposición de sus usuarios de manera periódica, como ya se comentó en esta columna en alguna ocasión. Cada uno tiene su propio sistema para descargarlos y/o conseguirlos en soporte CD o DVD. Para el caso de Windows lo mejor es visitar http://windowsupdate.microsoft.com y mantenerse al día con las actualizaciones, especialmente las calificadas como “críticas”. No hay más que seguir las indicaciones. Es importante destacar que Microsoft publica sus “parches” el segundo martes de cada mes (conviene marcarlo en rojo en el calendario). Otros programas tienen funcionalidades similares, si bien cada vez tienden a ser más automáticas.

En definitiva, un ordenador inmunizado es un ordenador sano y contento, lo que puede facilitar nuestro trabajo con él (o, mejor dicho, no dificultarlo más).

Compartir en redes sociales

Pinterest

Deja un comentario

Seguir a ChristianDvE en Twitter
 TwitterFacebookYouTubePinterestInstagramFeed
Periscope
Recibe por correo electrónico los nuevos contenidos para no perderte ninguno

Dirección de mail:

Sígueme (si quieres) también en Feedly
Archivos
Creative Commons
Los contenidos de este blog se encuentran bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.