Democracia digital

Democracia DigitalLa tecnología nos está permitiendo acceder a posibilidades hasta hace poco impensables. Hace unos años ¿quién nos iba a decir que tendríamos un completo sistema de navegación en el coche?, ¿que podríamos visitar una página en Internet desde la que poder visualizar imágenes de satélite de nuestra ciudad (e incluso recorrer sus calles y reconocer tiendas y vehículos aparcados)?, ¿que podríamos compartir en segundos las fotografías recién hechas (sin necesidad de revelarlas) con nuestros amigos de Australia sin tener que mandarlas por correo postal y esperar a que llegue la carta? ¿Y que si nos apetece escuchar una canción, podemos descargarla en cuestión de minutos, copiarla a nuestro MP3 y disfrutarla sin levantarnos del sillón? Son hechos que ya vemos como cotidianos pero que hace unos años eran pura ciencia ficción.

Los gobiernos de todo el mundo están mejorando mucho el acceso a la información y a los servicios que prestan a sus ciudadanos. Cada vez hay más operaciones y trámites que se pueden gestionar y resolver a través de Internet, el móvil e incluso el teléfono gracias al avance de la tecnología.

La democracia es una forma de gobierno adoptada por casi todos los países del planeta en la que las decisiones son tomadas de manera colectiva por los ciudadanos o, más concretamente en España, por representantes elegidos por el pueblo. Sería impensable que todas y cada una de las decisiones del gobierno tuviesen que ser sometidas a una consulta popular ¿o no? ¿Llegará un momento en el que la tecnología permita realizar consultas a todos y cada uno de los ciudadanos y que éstos emitan su veredicto sobre qué decisión tomar? Pensémoslo un momento:

Los sistemas de elecciones actuales permiten elegir los representantes que según nuestro criterio mejor reflejan nuestros intereses y que creemos que los defenderán mejor.

Las decisiones tomadas por los gobiernos responden a los designios de los representantes electos que están en continuo debate sobre los diferentes temas. Deberían ser un reflejo de lo que los ciudadanos quieren, aunque no siempre es así. Por ello, en un futuro lejano, (matizo el quizá) podría ser posible que muchas de las votaciones se realizasen directamente por los ciudadanos, a través de una tecnología que puede que hoy en día aún no exista. Además de mejorar la técnica obviamente debería aumentar la conciencia social sobre las cuestiones y decisiones a tomar, ya que las votaciones realizadas deberían ser llevadas a cabo sabiendo realmente qué se está decidiendo y cuáles son sus implicaciones.

De esta manera, los ciudadanos se verían como una parte mucho más activa de la gestión del propio país. Los resultados serían propiamente fruto de la voz del pueblo que habla con conocimiento de causa, sin interferencias ni coacciones. Auténticamente “democrático”.

Si el gobierno contase con este nuevo agente capaz de tomar decisiones ¿e incluso proponer?, podría incluso estar constituido por menos miembros, lo que redunda en un ahorro de costes para los contribuyentes.

Suena totalmente utópico, pero con ese grado de implicación ciudadana incluso propondría que se debatieran temas críticos y siempre polémicos como el incremento de los impuestos, etc. Los ciudadanos analizarían las propuestas y verían los problemas y decidirían en consecuencia. Además podría ser muy interesante que todo el mundo pudiera opinar también porque quién sabe, quizá surja de entre todos una o dos ideas con un enfoque nuevo y revolucionario que permita hacer lo de siempre, pero de otra manera. ¿Por qué no? Día a día vemos cómo cosas que antes se hacían de una manera, ahora se hacen de otra más eficiente. ¿Por qué no la gestión de un país? ¿Por qué estar siempre atados a los mismos patrones?

Compartir en redes sociales

Pinterest

Una respuesta a Democracia digital

Deja un comentario

Seguir a ChristianDvE en Twitter
 TwitterFacebookYouTubePinterestInstagramFeed
Periscope
Recibe por correo electrónico los nuevos contenidos para no perderte ninguno

Dirección de mail:

Sígueme (si quieres) también en Feedly
Archivos
Creative Commons
Los contenidos de este blog se encuentran bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.